Logo San Jorge   HERMANDAD DE SAN JORGE MÁRTIR

  C/ Obispo Piñera 2

  Aldea del Rey (Ciudad Real)

  e-Mail:
 
   



PREGÓN DE FIESTAS DE SAN JORGE 2014.

PREGÓN EN HONOR A NUESTRO PATRÓN, SAN JORGE MÁRTIR.

ALDEA DEL REY (CIUDAD REAL).

Rvdo. Sr. D. Juan Serna Cruz, Cura Párroco del Aldea del Rey.

Sr. D. Miguel Morales Molina, Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Aldea del Rey y Coordinador Provincial de Educación, Cultura y Deporte,

Sres. Concejales de nuestra Corporación Municipal.

Sr. D. Donato Morena Alcaide, Hermano Mayor de la Hermandad de San Jorge Mártir

Sres. Componentes de la Junta Directiva de la Hermandad.

Srta. Da Elena González Molina, Juez de Paz de Aldea del Rey

Sr. D. Emiliano Pardo Alanón, antiguo Hermano Mayor.

Sres/as. Cofrades, aldeanos y aldeanas.

Buenas noches a todos:

El día que me propusieron ser la pregonera de San Jorge Mártir, me llenó de alegría y supuso para mí un honor poder dirigir unas palabras honrando a nuestro santo patrón.

La palabra “pregón” tiene raíces antiguas asociadas a la organización municipal. Entonces el pregonero era el encargado de transmitir a la vecindad los acuerdos acordados en las reuniones, que debían conocer los habitantes de la villa.

Se iniciaba con un “se hace saber que de parte del senor alcalde…”.

El pregón era también una práctica, que se hacía a voz en grito para promover la venta de productos o la pérdida de objetos.

Actualmente el pregón se utiliza como discurso para anunciar la celebración de una festividad y la invitación a participar en ella.

Disfrutamos intensamente de la primavera y estamos en plena Pascua de Resurrección, disponiéndonos como cada ano para celebrar la festividad de San Jorge, nuestra fiesta, con alegría vital y compartida.

Es hora de pregonar a los cuatro vientos a nuestro patrón San Jorge y su fiesta.

Personalmente, recordar a San Jorge Mártir, es mucho más que invocar a un santo, es acordarme de nuestro pueblo, Aldea del Rey.

Me trae muchos recuerdos y vivencias personales, pues mis dos abuelos fallecidos formaban parte de la Hermandad. Mi abuelo Félix delegó su puesto en mi tío Teodosio en los anos 60 y mi abuelo Jorge, por ser su santo, siempre ha pertenecido a esta Hermandad y ha vivido esta fiesta de una manera especial e intensa. Además, D. Emiliano Pardo Alanón, hermano mayor de la hermandad durante más de 40 anos es hermano de mi abuelo Jorge.

Nuestra devoción a s. Jorge está vinculada a las Cruzadas, las Órdenes Militares y concretamente a la Orden de Calatrava.

El origen urbano de Aldea, según el Diccionario Geográfico de Madoz y el estudio de Hervás y Buendía, se remonta al paleolítico inferior y medio, como lo demuestran sus yacimientos arqueológicos, pero fue poblada en el primer tercio del siglo XIII con el traslado de la Orden de Calatrava a nuestro Sacro-Convento y Castillo, pues en la Concordia del ano 1245 el Arzobispo de Toledo reclamaba a la Orden su terzuelo de esa villa; siéndole concedido. Tras los litigios con la Orden el Consejo de la Villa quedó arruinado y descendió en la mitad el número de habitantes, teniendo sólo 120 vecinos a principios del siglo XVII.

Aldea del Rey fue separada de la Mesa Maestral por orden de Felipe II y elevada a la dignidad de Clavería, mandando construir el Palacio donde tenía su Administración y sede el Clavero de la Orden.

Las cruzadas.

El nacimiento de las Órdenes Militares está estrechamente vinculado a las Cruzadas.

El Papa Urbano II en 1095 promovió la formación de un ejército internacional que acudiría en ayuda de los cristianos de Oriente y rescataría los Santos Lugares del dominio musulmán. No eran guerras de conquistas, sino empresas entre místicas y caballerescas que se prolongaron por espacio de más de tres siglos y que propiciaron el establecimiento de lazos culturales y comerciales entre Oriente y Occidente.

Las Órdenes Militares espanolas se crearon en el transcurso del siglo XII, Colaboraron con los reyes en la Reconquista y posterior repoblación. Por ello recibieron numerosos privilegios y donaciones.

Exentas de toda jurisdicción, adquirieron una gran fortaleza política, económica y social.

La Orden de Calatrava fue fundada en 1158 por el abad cisterciense Raimundo de Fitero.

Entre sus hechos de armas destaca la recuperación de la Villa de Calatrava, asediada por los musulmanes y su participación en la batalla de las Navas de Tolosa.

SAN JORGE: Vida y martirio

Nació en Capadocia (Turquía) en el ano 280, hijo de padres de distintas nacionalidades: persa y capadociana. Tenía una posición económica elevada.

Su padre, Geroncio, era general en las filas del emperador Diocleciano y su madre Policronia, era una mujer con profunda fe cristiana que hizo nacer en el santo el amor a Dios y el deseo de serle útil, cuando Él lo dispusiera.

Siendo ya un joven, el emperador lo nombra tribuno de su guardia personal, destacando por su coraje y destreza en el campo de batalla y por su caballerosidad con el enemigo vencido.

La misión que Dios tenía para San Jorge era mucho más importante que ser recordado como un gentil y bravo soldado.

Huérfano a los 19 anos pasa a ser Jorge el único heredero de una cuantiosa fortuna.

Todo marchaba bien hasta que el emperador le encomienda capturar, atormentar y matar a todos los que tenían la fe puesta en Cristo y honrasen al único Dios.

Su disgusto fue tan grande, que tomó todos sus bienes y riquezas, los vendíó y los repartió entre los pobres y necesitados.

Se reveló a cumplir las órdenes dadas por el emperador y sus superiores en sus decretos de persecución a los cristianos.

Un día reacciona al no soportar tal injusticia y, gritando a viva voz su fe cristiana, se unió a sus hermanos de fe: defendiendo su creencia en Dios y declarando su repudio al emperador, a los reyes y a sus ídolos paganos.

Empezó a predicar el cristianismo, llevando la palabra de Cristo a todos los que se le acercaban y manifestando al emperador:

“El verdadero Dios es Cristo, Él es el único Dios”.

“Hay un solo Dios, Jesucristo, a Él sigo, a su verdad, a su amor y a su doctrina, no a vuestros dioses que son de piedra y de otros materiales hechos por el hombre”.

“Mi Dios dice: amaos los unos a los otros, ama a tu prójimo como a ti mismo, perdona a tu hermano para que tu hermano te perdone a ti y así, te perdonará Dios.”

El emperador se enfureció y ordenó a sus verdugos que fuese colgado, golpeado, arrojado a una cárcel, donde fue atado en el suelo de pies y manos con una gran piedra sobre su pecho.

Muchas personas se convirtieron y se bautizaron a lo largo del martirio de San Jorge.

El emperador quiso poner fin a tal situación y viendo que la gente no cambiaba de parecer, ni renegaba de la fe en Cristo, sino que cada vez eran más los que querían seguir a S. Jorge en el camino de Jesucristo, el 23 de abril del ano 303 ordenó su muerte definitiva por decapitación.

En el ano 494 fue canonizado por el Papa Gelasio I.

San Jorge y la leyenda.

La leyenda occidental medieval de S. Jorge que vence al dragón o ángel caído, hace que los ciudadanos agradecidos abandonen el paganismo y abracen el cristianismo.

Según una antigua interpretación cristiana del mito: S. Jorge sería el creyente, el caballo blanco la iglesia y el dragón representaría el paganismo, la idolatría, la tentación y Satanás.

Tiene cierta similitud con la figura de S. Miguel Arcángel, patrono también de Villanueva de Córdoba, localidad donde trabajo y es titular de una de sus parroquias, de mi colegio, de la Cooperativa Agrícola y de una de sus principales calles. Ambos matan al dragón con arma de metal: S. Jorge con la lanza y S. Miguel con la espada. La lanza o la espada sería el arma otorgada por Dios para acabar con la blasfemia, el mal, la tentación y con el ángel caído

Popularidad de S. Jorge.

En el siglo IV la veneración a S. Jorge se extendió desde Palestina al resto del Imperio Romano de Oriente y esta popularidad llegó en el siglo VI a la parte Occidental del Imperio.

S. Jorge pasó a ser protector de los cruzados en la conquista de Jerusalén, que aconteció el 15 de Julio de 1.099. Se convirtió en patrón de los caballeros y soldados y de las órdenes religioso-militares como la Orden de Calatrava.

La popularidad de S. Jorge en la Edad Media le ha llevado a ser uno de los santos más venerados en las diferentes creencias cristianas e incluso en las religiones afroamericanas.

Pocos santos han tenido tanta veneración popular como San Jorge, siendo testimonio de ello las numerosas iglesias dedicadas a su nombre, como es nuestro caso.

En Palestina, Egipto, Etiopía y Georgia le fueron consagradas iglesias y monasterios a partir del siglo IV.

En los países bizantinos fue venerado junto a San Demetrio. En las ciudades italianas de Roma, Rávena, Ferrara, Génova y Milán, así como en Francia, Alemania e Inglaterra tuvo un culto antiquísimo.

Es patrón de Inglaterra y Portugal y es venerado también en países como Grecia, Rusia, Malta, Servia y Montenegro, Bielorrusia, Ucranía, Argentina, Brasil, Méjico y Etiopía.

En Espana después de las Cruzadas, fue patrón de Aragón y Cataluna, de las ciudades de Cáceres, Barcelona y Zaragoza y de las localidades de Olmedo de Capaces y Santiago de la Puebla en Salamanca, de San Esteban de Nogales en León, de Santurdejo en la Rioja y Villanueva de Alcardete en Toledo.

S. Jorge es, además, protector con S. Sebastián y S. Mauricio de los caballeros y de los soldados, de los arqueros y de los alabarderos, de los armeros, de los constructores de yelmos y de los guarnicioneros.

Varias órdenes militares portan su nombre o sus símbolos: la Orden de la Jarretera, la Orden Teutónica, la Orden de Calatrava, la Sacra Orden Constantiniana y la Orden de S. Jorge de Alfama.

Su cruz figura también en varias banderas y escudos nacionales e internacionales y de su nombre procede el de Georgia.

Como mujer y joven me gustaría dedicar unas palabras a los jóvenes y a las mujeres.

Coincido plenamente con el Padre Jaime Escolar que afirma: “Son los jóvenes de nuestro tiempo, los chicos y chicas que viven grandes dificultades y que, en ocasiones, nos cuesta creer en ellos, pero son maravillosos. Son nuestra esperanza. Son los amados de Dios y los llamados a ser la Iglesia del manana “.

Los jóvenes son conscientes de que viven en un mundo global, cambiante e incontrolado, en una sociedad que no ofrece oportunidades suficientes de acceder al primer puesto de trabajo y donde las limitaciones económicas son muy importantes.

Los jóvenes de la nueva generación son los jóvenes de la tecnología, de las relaciones virtuales; los que suelen preocuparse más por sus intereses, gustos y diversiones, que por la vida política y social.

Las mujeres jóvenes han cambiado con el trabajo del movimiento feminista, que ha senalado el camino que había que seguir, pero siguen sufriendo una discriminación por el hecho de ser mujeres y ser jóvenes.

En educación se ha experimentado un acceso masivo. Hoy más de la mitad de la población universitaria son mujeres, que tienen un alto grado de cualificación que debería situarlas en una buena posición a la hora de acceder al mundo del trabajo.

En cuanto al empleo son las víctimas más importantes de la actual flexibilidad del mercado laboral.

Las mujeres jóvenes quieren estar presentes en la sociedad, manifiestan su compromiso firme con la igualdad de derechos y deberes, promoviendo acciones encaminadas a lograr un mundo más justo.

Queremos vivir en una sociedad en la que los jóvenes vivamos y nos desarrollemos libremente como personas.

La juventud y la religiosidad popular.

A la pregunta , ? Es cierto que vuelve a brotar de nuevo el espíritu religioso en la sociedad y que los jóvenes parecen haber vuelto a la senda de la Iglesia?, D. Carlos Amigo, arzobispo emérito de Sevilla, respondió: “ En la juventud hay un auténtico deseo de acercarse a los valores religiosos y a las convocatorias que están surgiendo. Los jóvenes no tienen los prejuicios de los adultos y viven con más libertad. Si van a una hermandad lo que buscan es lo que aporta la hermandad. Piden autenticidad y responden a ello”.

El sacerdote y teólogo González de Cardenal:

“Anima a crear cofradías en las que los jóvenes se sientan acogidos, actúen en ellas y desde ellas puedan vivir su fe con una sensibilidad tan religiosa, como crítica y actual.

Manifiesta que las cofradías son un bello legado como afirmación de los seglares en la Iglesia y como búsqueda de expresiones actualizadas para nuestra fe y nuestra participación en la gestión eclesial.

Piensa que las cofradías serán los nuevos semilleros, expresión fecunda de la vida cristiana y una forma valiosa de la presencia pública de la Iglesia en la sociedad”.

La fiesta de S. Jorge debe ser para nosotros los jóvenes un fenómeno de religiosidad popular, que nos conduzca a crecer en una fe auténtica.

Ahondemos en lo más profundo de nuestro corazón, para que respetando la cultura y las costumbres de nuestro pueblo, realcemos sus valores positivos y no nos quedemos sólo con lo cultural o folklórico, con lo externo por muy cromático o armonioso que resulte para nuestros sentidos.

Los cambios sociales y culturales en la figura de la mujer y la Iglesia.

La mujer ha experimentado un trato desigual en cuanto a sus derechos y su dignidad con respecto a los hombres con los que comparte credo y prácticas religiosas.

El Papa Pablo VI manifestó “ La Iglesia está orgullosa de haber elevado y liberado a la mujer” y reconocía que la Iglesia no estaba contenta con el sometimiento de las mujeres a lo largo de la historia.

La instrucción fue el vehículo para una mayor emancipación de la mujer. Significó la posibilidad de un trabajo fuera de la casa y el acceso al mundo de la cultura.

El tiempo que siguió al Concilio Vaticano II fue el momento de la explosión de la cultura feminista.

Una nueva atención sobre el papel y las características de las mujeres trajeron grandes cambios en la sociedad y en la familia, aún cuando sus conquistas ( el voto en 1945, el derecho de familia en 1975, la instrucción, el acceso a las profesiones, la igualdad de oportunidades y el ingreso al mundo laboral) tardaron en hacerse verdaderamente una posibilidad real para las mujeres.

El eje central de la misión de la mujer en la Iglesia y en el pensamiento de Pablo VI es la de humanizar y transformar la sociedad.

La tarea de las mujeres es humanizar. Ellas tienen cierta prioridad como educadoras de los valores y tradiciones humano-cristianas e incluye también a las no creyentes como transformadoras de la sociedad y constructoras de paz.

La toma de conciencia de la condición femenina tras el Concilio Vaticano II se dio en un momento en el que la figura de la mujer estaba todavía oscurecida por la del hombre, sea éste padre, hermano o marido.

Juan Pablo II ha tenido el mérito de reconocer la existencia de la condición femenina y de pasar de este reconocimiento a una fase de involucración en la vidad civil y social.

La mujer en las cofradías.

D. Carlos amigo manifestó que “ una hermandad no debía estar cerrada en este tiempo a la participación plena de la mujer “.

La presencia y la participación de la mujer en el ámbito de nuestra Cofradía no es nada nuevo, pues en un documento del ano 1962 la Hermandad contaba con 216 hermanos, siendo hombres 210 y 6 mujeres: Da Marina Ruiz-Beato Alcaide , Da Juana Morena Alcaide , Da María Teresa Morena Alcaide , Da Salvadora Ruiz Peces , Da Abilia García Ruiz y Da Concepción González de Gregorio. Pienso que todas ellas se incorporarían siendo el Hermano Mayor D. Juan Manuel Morena Molina, dado el vínculo familiar de las cuatro primeras (sobrina, hijas y cunada, respectivamente) con él y siendo la hermana Abilia, tía carnal de su cunado Félix Ciudad, que también sería miembro de la Junta Directiva.

Hasta comienzos de los anos 60 sólo asistían a la procesión los hermanos varones y a partir de entonces fueron inscribiéndose más hermanas, que empezaron a acompanar a S. Jorge en su recorrido procesional por nuestras calles junto a muchas otras aldeanas.

En la década de los 70 la mujer fue ganando peso en la hermandad, participando progresivamente como hermanas de pleno derecho en todos y cada uno de sus actos.

Esta anticipación de la mujer aldeana en ésta y en el resto de las hermandades de la localidad, no se ha producido en todos los lugares, pues como afirmaba Antonio Burgos en un artículo “ la participación de la mujer es cada vez mayor en las cofradías, pero existe una actitud reacia a integrarla plenamente en muchas de ellas.

La igualdad de roles entre cofrades, palabra que nos identifica a todos los integrantes de una hermandad o cofradía, está aún lejos de ser una realidad absoluta”.

En efecto muchos pueblos y ciudades se mostraban reacios a la plena integración de las mujeres en sus cofradías, especialmente en las penitenciales, que han tenido muchas reticencias a la participación de la mujer cofrade y costalera.

El Concilio Vaticano II, que reconoció públicamente la igualdad de la mujer respecto al hombre, fue el punto de partida para la participación activa de la mujer en las cofradías.

Fue en el ano 1986 cuando se produjo la modificación de las normas del Código Canónico, que han favorecido a las mujeres cofrades con la integración de pleno derecho en sus cofradías o hermandades.

Antonia Roldán, componente desde hace muchos anos de la Junta Directiva, es un referente de la integración de pleno derecho de la mujer en una hermandad. Ella es un ejemplo de mujer fuerte, que sabe que hay que luchar por todo lo que quiere conseguir y disfrutar de cada momento.

Quiero dedicar la poesía de la Madre Teresa de Calcuta “ Mientras estés viva, siéntete viva “ a Antonia y a todas las mujeres que piensen que nunca se pueden rendir.

Siempre ten presente que la piel se arruga,

El pelo se vuelve blanco,

Los días se convierten en anos…

Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de arana.

Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.

Detrás de cada logro, hay otro desafío.

Mientras estés viva, siéntete viva.

Si extranas lo que hacías, vuelve a hacerlo.

No vivas de fotos amarillas…

Sigue aunque todos esperen que abandones.

No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.

Cuando por los anos no puedas correr, trota.

Cuando no puedas trotar, camina.

Cuando no puedas caminar usa el bastón.

! Pero nunca te detengas !.

Aldeanos y aldeanas, participemos en todos y cada uno de los actos litúrgicos programados: triduo, vísperas, Eucaristía y procesión.

Disfrutemos al máximo de los actos lúdicos que la Hermandad, en colaboración con el Excmo. Ayuntamiento, ha preparado para que vivamos unos días de diversión merecida en medio del esfuerzo diario y las preocupaciones, sin olvidarnos de aquellos paisanos y paisanas, que viven en mayor o menor intensidad el sufrimiento por el paro, la enfermedad o la soledad.

Amigos y amigas, qué orgullosos debemos sentirnos de nuestro santo y patrón, qué hermoso testimonio de fe cristiana nos dio, a pesar de su corta vida, qué maravilloso ejemplo de entrega y amor a Dios y a sus hermanos los pobres y necesitados.

Ahora, que he profundizado y conocido mejor a este “gran mártir” como le llaman en Grecia, me siento más satisfecha de pertenecer a la Hermandad y aspiro a ser una cristiana más comprometida siguiendo el ejemplo de nuestro patrón.

Desde que nací pertenezco a esta Hermandad, evidentemente, no contaron conmigo para hacerlo, pero qué alegre y feliz me siento de esa dichosa decisión de mis padres.

Estoy segura que esto mismo le habrá ocurrido a muchos de los cientos de hermanos y hermanas de nuestra cofradía y pienso que tampoco se arrepentirán de ello, pues pertenecen a la hermandad más numerosa de nuestro pueblo, ya que cuenta con más de 1.200 cofrades.

Mi reconocimiento y gratitud a los hermanos mayores: D. Bautista Cantero Alanón, D. Juan Manuel Morena Molina, D. Miguel Pardo Barba y mi tío-abuelo D. Emiliano Pardo Alanón que han trabajado desinteresadamente, con gran entrega, esfuerzo y tesón para que esta hermandad sea lo que hoy es y a Donato, que también ha contribuido a ello como Secretario, le deseo una larga y fructífera etapa como Hermano Mayor, convencida de que no escatimará tiempo, servicio, ilusión, interés y dedicación a la Hermandad.

En este ano se ha decidido por la Junta Directiva nombrar Hermano Mayor Honorífico a D. Emiliano Pardo Alanón.

Desde aquí felicito a mi tío Emiliano por este merecidísimo nombramiento de que ha sido objeto por parte de la Hermandad y Junta Directiva, que ha sabido reconocer su dedicación y servicio desinteresados a la Hermandad a lo largo de 41 anos, así como la implicación, disponibilidad y colaboración de su esposa e hijos para recibir a la Hermandad en su casa durante tantos anos.

Asimismo, felicito a la Hermandad y Junta Directiva por esta justa y noble decisión, que han tomado y que será muy aplaudida por toda la Hermandad, pues como dice el refrán “ de bien nacidos es ser agradecidos “.

Mi agradecimiento a todos los miembros de la Junta Directiva y de todas las directivas que le han precedido.

Reconocimiento y gratitud que hago también extensiva a las esposas de los Hermanos Mayores: Da. Antonia Rodríguez, Da. Ángela Alcaide Da Gloria Ciudad y Da. Carmen Villanueva Barba, que ya descansan en la paz del Senor, pues tuvieron a S. Jorge como intercesor y valedor para que el Altísimo las acogiera benignamente en su presencia y les concediera la plenitud eterna de su gloria.

Desde aquí animo a Da Felipa Mora Ciudad, a que siga el ejemplo de su suegra y colabore con Donato, animándole y estimulándole en los momentos bajos, que puedan surgirle en el desempeno de su cargo.

Valga también este reconocimiento y gratitud a todas las esposas de la Junta Directiva de la Hermandad de San Jorge, a las mujeres que forman parte de las Juntas Directivas del resto de hermandades de nuestro pueblo y a todas las mujeres aldeanas.

Sirva esta canción “ Para ti, mujer trabajadora” del cantautor argentino Julio César Pavanetti para honrar a todas las mujeres, trabajadoras con o sin sueldo por su labor silenciosa y abnegada y por el amor que transmiten en cada uno de sus actos.

Para ti, mujer abnegada, mujer trabajadora.

Para ti mujer, va hoy esta flor y mi canción.

Para ti, dulce, tenaz y sacrificada luchadora.

Para ti, todo mi respeto y toda mi admiración.

Los diarios nos mencionan a mujeres famosas.

Nombres grabados a fuego y oro en la historia.

Cantan loas a sus logros, a sus grandes cosas.

Nos hablan de sus virtudes y de sus memorias.

Pero yo quiero cantarte a ti, silenciosa luchadora.

Que te levantas la primera, al atisbar los rayos del sol.

Mujer de mil nombres, de mil caras, de mil horas.

Companera en la lucha y con tiempo aun para el amor.

A ti, que día tras día vas al hospital, a la oficina,

Al campo, a la fábrica, a la calle, al mundo a remar.

A ti, que aunque llegas a casa extenuada, rendida.

Todavía guardas una sonrisa y reservas para amar.

Me viene este canto a lo más profundo de la vida.

Acumulado estaba el homenaje a tan maravilloso ser.

Muchos versos había escrito, pero a ti te lo debía

Madre, hermana, esposa, hija, companera…mujer.

Buceando en mis recuerdos recientes sobre la fiesta, me vienen a la memoria la diana floreada, el baile del vermut, la limonada en la plaza y el sorteo del jamón.

Asistamos el sábado a las vísperas, la pólvora y el baile y no nos olvidemos de la Eucaristía del domingo, ni de la procesión.

Encontrémonos también en la Piscina con cerveza y zumos a discreción, frutos secos, lomo, queso y otros embutidos, mientras escuchamos a nuestra banda con su música de animación.

!Viva San Jorge! !Viva Aldea del Rey!

Muchas gracias a todos.

En Aldea del Rey, a 25 de Abril de 2.014



Fdo.: Ana F. Molina Pardo

       
     
ANA F. MOLINA PARDO